BOADILLA DEL MONTE El tiempo

VOX acusa al PP de Boadilla de negarse a investigar la enfermedad de nuestro monte

25-01-2021 9:36 a.m.

Un informe encargado por el grupo municipal detecta que en todas las encinas está presente un patógeno que produce la denominada “seca de la encina”

Hace algunos meses, ante los signos evidentes de deterioro del monte de Boadilla, el Grupo municipal de VOX impulsó un análisis independiente del estado de salud del mismo. Se recogieron varias muestras en diferentes localizaciones y según el informe del laboratorio, en todas ellas está presente un patógeno que produce la denominada “seca de la encina”, infección que está acabando con miles de hectáreas de dehesa por toda España.

A la vista de estos resultados, el Grupo Municipal de VOX presentó una iniciativa para que el Ayuntamiento de Boadilla realizara un estudio complementario y con más muestras que vinieran a confirmar o desmentir la existencia de esta enfermedad y poder tomar cuanto antes, en su caso, las medidas sanitarias necesarias para salvar el monte de Boadilla.

En el pasado Pleno municipal celebrado el 22 de Enero, todos los grupos de la oposición apoyaron esta iniciativa a la vista del estudio realizado por el laboratorio externo. Pero el PP de Boadilla utilizó su mayoría absoluta para bloquear esta iniciativa, lo que para VOX es poner en riesgo la salud y continuidad futura del monte, alegando que según los técnicos municipales el monte estaba bien. Sin que por el momento se vayan a adoptar medidas preventivas o correctivas alguna para salvar el monte.

Para VOX Boadilla no es la primera vez que el PP de Boadilla hace oídos sordos a la evidencia de lo que va a ocurrir. Ellos ponen como ejemplo de este hecho, de que vienen avisando desde el año 2015, de las dificultades de tráfico que se iban a producir en el municipio si las infraestructuras de salidas y entradas de Boadilla no se incrementaban al mismo ritmo que la construcción de nuevas viviendas. Incluso VOX llegó a proponer la paralización de la construcción de viviendas hasta no contar con las infraestructuras de transporte necesarias. "No se hizo caso y la situación que se prevé en Boadilla para los próximos años va a ser caótica, ahora un poco más atenuada por la disminución de desplazamientos provocada por la pandemia del COVID 19", aseguran.

"No sabemos si dentro de unos años, cuando ya la seca haya invadido todo nuestro monte y las encinas estén muriendo, argumentarán desde el PP de Boadilla que se trata una competencia de la Comunidad de Madrid o del Gobierno de España como hace ahora con el transporte público y las infraestructuras en el municipio", concluyen.